jueves, 26 de noviembre de 2009

un poema como un rayo me ha alcanzado


FLORENCIA IGLESIAS, DE SU LIBRO "PRIMA MORTE"


No sirve gritar


mostrar el dolor


golpear a puñetazos la puerta del olvido


Sólo permanecer quieto


hasta morir


como animal cazado


solo

Bello animal de los celos

Dónde marca la bestia el amor por el cisne? Morder es saciar. Asfixiar es restablecer. Nada como forcejear con las cosas por sus angos...