miércoles, 11 de agosto de 2010

Susana Arévalo - Redoble

...doble de alma?

De la naturaleza del otro.
Del remanso
del registro
del resuello del otro yo,
Del cobayo del tatuaje sin cuerpo.
del lenguaje sin texto.
Del vino de la sabiduría.
Del oficio del exceso.
Cantinela abisinia.
Tributo de ultratumba.
Persecución del viento.
Afeites de fonema.
Sintagma separado del trigo.
Oxímoron a merced de la Enceguecedora.
Ojos en blancos de zinc
de plomo
de titanio.
Mucho Museo de la Novela de la Eterna
Mucho para mis adentros.
Mucho en carne viva.
Mucho Eclesiastés.
Ahh, las hienas…
Denso empestre negro de la vid.
Ahh, los cuervos negro de humo
Negro de ala cuervo
Negro marfil.

Paleta baja.
Altiplano. Tundra.
Me importa un bledo el género
el estilo.

El bizarro registro del lenguaje sin cuerpo.
El texto sin tatuaje de mi oficio sombrío.

6 comentarios:

  1. que buen texto! pasate mas!
    abrazo!

    ResponderEliminar
  2. El grado cero de la escritura, los despojos escriturales en el cuerpo de Nos, el subterfugio del lenguaje...
    Fascinación y Goce en mí ante esta travesía. Gracias, Laura, por permitirme estos extravíos y sus márgenes. Mis Besos!

    ResponderEliminar
  3. Redoblado placer leerte. Te acabo de añadir en la lista de blog predilectos de THEMCELVEZ. Mi eco para difundirte en lo posible entre mis contactos es mi forma de agradecer tu trabajo de poeta.

    Me han conmovido tus bien logrados videos en todos los aspectos...

    Sabes llegar contundente y lírica a los recovecos más ocultos del Alma.
    Un abrazo conSentido,
    Celia

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno..!!
    Me importa un bledo el género
    el estilo.

    El bizarro registro del lenguaje sin cuerpo.
    El texto sin tatuaje de mi oficio sombrío.

    Agregaría algo más pero como tengo un día jodido...me quedo con lo bueno.
    Besos !!

    ResponderEliminar
  5. el último verso, vale el poema . bss!

    ResponderEliminar
  6. Grato hallazgo tu blog para un desierto sábado.

    ResponderEliminar

Cavilaciones

Como dos platos devorados en el ansia de una bacha así mi amor, nos hemos ahogado La música de Satie reina sobre lo doméstico y una a...