domingo, 3 de octubre de 2010

Poema romántico - Mario Trejo


La palabra lobo no muerde.
El que muerde es el lobo.

La palabra no muerde.
El que muerde es el poeta.

7 comentarios:

  1. Breve pero resuelto, me gusto, dice mucho..y ese final es justamente una mordida de poeta.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Ah, te invito a que algun dia visites Palabras que llegan, mi blog "oficial" jaja

    Besotes =)

    ResponderEliminar
  3. Me he quedado estacionado
    en un revés del ayer,
    en aquel rostro que el tiempo destiñe.
    Mis gestos se encargan
    de su propia demolición,
    el ceño muestra un dique vertical,
    la boca dice su crujido reseco
    y toda la pericia de mis pasos
    se condensa en un traspiés.

    He aquí el inventario:
    el corazón barnizado de penumbra,
    áridos el semblante y la razón.

    ResponderEliminar
  4. Que conste en actas lo dicho por Trejo!
    Besos

    ResponderEliminar

la más tierna dulzura ignora

Pasa de todo cuando el amor ofrece su posibilidad nos hace un nudo arriba y nos cuelga un monte se nos atraviesa se  congela el p...