jueves, 17 de marzo de 2011

rabia de perro solo

IV

La soledad es una joven difunta dueña del perro
que muerde a su amo, pero el perro
cuida a su dueña del amor del prójimo,
como todo animal que aulla a la desgracia.

2 comentarios:

  1. qué bello el poema IV, muy muy bello.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Según tu jerga, hice unas cuántas tomas y dejé la escencia. Gracias por tus comentarios Victoria, es un honor para mi. Bs.

    ResponderEliminar

la más tierna dulzura ignora

Pasa de todo cuando el amor ofrece su posibilidad nos hace un nudo arriba y nos cuelga un monte se nos atraviesa se  congela el p...