Esto es la música


Un músculo que transpira la calma en su fiebre
Un rayo que parte una casa en su fiesta.
Un piano
que maulla a las puertas de un niño viejo,
y le trae su infancia
como flores a una virgen muerta.

Sólo está a salvo quien conoce la música
Quien ha afinado una herida
Quién ha crujido un compás frente a las propias tumbas.

Porque la melodía puesta en las cosas rotas te impide morir.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

mientras lavo los platos

el amo de las nueve y treinta