jueves, 26 de septiembre de 2013

la medalla

Soy también esta medalla que pierdo
como quien pierde una antigua suerte,
la llave de una puerta que abre lo que no existe.
Soy este disfraz
y lo que transpira debajo
Soy esta piedra
que se me prende fuego al fondo
lo que desbordó de mis vendas
de mis vasos con agua
en el afán de retener una fe vencida
Soy esta cara de la medalla,
su esperanza partida
Soy un nombre sobre la cicatriz de otro nombre
Soy esta medalla que pierdo
como quien pierde un zapato, un guante,
una memoria par
que calza
en una vida anterior y breve.
Porque las dos fuimos parte de lo que se deja,
Pero ella ya no era parte de lo que se encuentra
ni yo, de lo que alguien pierde.
No pudimos entrar las dos 
en la misma dimensión de cosas.
No pude fundir
el rostro joven a la anciana infancia
Cuando vuelva a aparecer
recobrará sus iniciales,
y alguien


me habrá dejado nuevamente.

2 comentarios:

Cavilaciones

Como dos platos devorados en el ansia de una bacha así mi amor, nos hemos ahogado La música de Satie reina sobre lo doméstico y una a...