sobre el corazón más tierno



Nadie te conoce
no saben cómo
dispones la risa, moderas el hambre,
controlas el celo,
la voracidad de la carne
desconocen con exactitud cuándo
clavarías la lanza,
si serías el primero o el último en beber del vaso
enemigo
lo inesperado es un mundo de ciegos mirando el mar
esta habitación, la ropa sucia, tu dolor de espalda
que rujas como un niño maldito
no sugieren nada
sobre el corazón más tierno
sobre el bonsai más soleado
se esparce el musgo
florece la catástrofe.

Comentarios

  1. Pasé de visita... di un rercorrido por varias habitaciones... como siempre, un sismo qe Richter no hubo de calcular para los cuerpos ... ¡magnífica como siempre! este texto me conmovió especialmente.
    Abrazo, Poeta!
    Ceci O.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ceci, qué alegría tu visita, un fuerte abrazo, poeta aguda, absoluta.

      Eliminar
  2. ¿Quién podrá ponerle valor al saberse íntimo?


    Saludos

    Matias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

mientras lavo los platos

el amo de las nueve y treinta