martes, 16 de mayo de 2017

Un minero hundido a voluntad


Elena me enseña a regar los helechos
sumergirlos en un balde
cinco minutos
hasta que la humedad brote en la superficie
Lo importante - me dice -
es procurar el drenaje
regular la inmersión
yo le digo que conozco el trabajo
"Soy funebrero"
osea un minero hundido a voluntad
un pez que regula la inmersión
un buzo que acompaña a los ahogados
sin ahogarse


del otro lado

Todo tiene solución excepto la muerte, decía mi padre lo decía Cuando estábamos del mismo lado cuando Los pastizales estaban altos,...