viernes, 11 de marzo de 2016

simulacro


Somos contradictorios
Cerramos las persianas
para dar cuerda a la musiquita del corazón
y ver crecer el agua en un pequeño rectángulo
Nos costeamos a la verdad
para cavar donde no hay sosiego
para terminar despedazando la luz
de un conejo de goma
los muertos se anotan en la libreta del truco
el odio se recolecta en la tacita de plástico
la precariedad finalmente estalla
Nos atrapa el amor, no cualquier amor
el que se astilla con el espejo de su bondad
el que habla atorado con un rayo
Decimos adiós revolviendo el café
anhelamos la tibieza punzante
nos fascina el musgo que rodea la piedra
y cuando al fin llega la noche
damos cuerda a la musiquita del corazón
para ver crecer el agua en un pequeño rectángulo
y así imitar el ahogo o el recate
de la asfixia o la persuasión
Será un plato, un vaso
la cabeza de un reino
Placentera mecánica
de hundir
con gracia
y rescatar
con desprecio

xxx

Para un jardinero avezado entregado al frenesí de la poda todo desborde es un error merece su corte No es esta la actitud del a...