domingo, 21 de abril de 2013

Herida de mujer translúcida

Me pasa que tengo en las manos conciencia de haber tocado a una mujer herida.

Me pasa porque la incertidumbre planea en diferentes nieblas.
Me pasa una mujer removida en sus sequías primerizas
azotada luego por los vientos 
de los que no se vieron arribar sus luces

He guiado una mirada triste 
a una mujer emplazada por el tiempo y sus tabulaciones.
enumerada en el lenguaje,
sumada en las cifras absolutas , 
tachada de los viejos cálculos,
escoltada por los malos pronósticos,
una mujer traducida a varios universos,
reproducida y conservada como un perfume silencioso.
La mujer que se parte en su lástima.

La mujer que se ejecuta en mi llanto
lenta y lastimosa como garra que ha surcado rutas pacíficas,
rutas que drenan las pérdidas de mis ríos,
cauces paralelos a mi muerte
que no pasan frente a otros volcando una sola pena.

La mujer exhausta de mi aliento,
resignada al empleo de las alucinaciones.

Escondida por la sed
y dejada al descubierto por el ansia.

Esa mujer ha sido tocada por un cuerpo herido,
ha sido reconocida entre viejos cadáveres con las mismas resistencias,
ha sido exhumada como una música sobre falsas transparencias,
y luego se ha sentado entre mis dedos, 
se ha sentado sobre estas manos que reciben dentro
una ruta, un viento, una sequía
o una herida de mujer translúcida.

viernes, 12 de abril de 2013

Irma Grese pone música en el pabellón de las mujeres




Irma Grese pone música en el pabellón de las mujeres
No ruega por nosotras
Se pregunta por un dios más alto
No ruega por nosotras
No hay nadie aquí
Salvo la luz del fuego
donde seca su uniforme de loba que le ordenan sangre,
de loba que le piden pelos y frutos de recién nacida.
Ella viene por nosotras
Sospecha que oscurece
Viene por nosotras
Su silbido de alma paralítica
Viene por nosotras
El perro blanco que soltó en Belsen
Viene por nosotras
Acunadas por el paso de la muerte
Ella viene por nosotras
Con su linterna enfoca un seno, un pie, una manta que no entrega
Hay gases que en la noche crecen mansos y sin huesos
Irma pone música en el pabellón de las mujeres
Flota el traumerei de Shuman
Flotan  sus caderas
Hay  anuncio de látigos
Su luz negra que apunta la niebla
Su luz negra que da en el blanco
Su forma experta de ser un animal que merodea
Aquí el silencio alumbra como una gran madre
Como una bella loba
que le ordenan sangre
y cumple
Pone música en el pabellón de las mujeres
Nos acuna con la excusa de un dios más alto





de El sueño de Sara Singer 

martes, 9 de abril de 2013

oscura importancia


Abrí los ojos y ví
El perro que solté a la propia carne
La fatalidad que me dominó con su látigo
La pólvora de los muertos cargada en el arma del vivir
La flacura del grito
La madre arrancada como un brazo

Me ví salivando a la rutina del asco
Sacando las manos por la ventanilla de la rabia
Me ví fuerte para lo que no estrangula
Puntual para lo que no sosiega
Despierta para lo que no se levanta
El niña iba perdiendo nitidez cuando le acercaba la linternita
de los hombres
Yo fui un rostro angelical, una lámpara de kerosene
volcada a la menor verdad
Una blusa que perdió su flor, su escarapela

Yo soy incapaz de hacer planes
Qué parte estoy viviendo ahora del espejo?
Qué brilla en el sudor de aquel espanto? Que detalles me pierdo?
Haber sido fruto de la casualidad o la ignorancia
Cómo era mi voz? Qué dejé al fuego y abierto?
Qué olvidé dentro de los hombres?
Abrí los ojos
Encendí la maquinaria del animal doméstico
Perdí todos los puntos de vista
Abandoné mi oscura importancia
Así cómo se mastica un autito de plástico
Como se rompe la alcancía de los sueños
llena de monedas falsas
Como se arroja un mantel

Así
En lo que tarda una semilla en brotar
En lo que tarda un dios en marcharse


domingo, 7 de abril de 2013

Florence Cook




Ni en la entrada de tu casa
Ni en los fondos de tu vientre,
Ni en el gato que lame tus pies
Ni en los salmos de la iglesia

Katie King
está en tu cara
Ninguna otra cicatriz le es más preciosa
que ese gesto
de niña que se abre
para albergar a los fantasmas

Como una cama vacía en la que de golpe
se ha sacado un pie
Así el terror
de ir hacia los seres de los que otros regresan

Late Kati King
en el corazón de Florence
y es inagotable
la baba
el trance
la mesa erguida
el piso que tiembla

Y ahora?
Quién come de tu corazón?
y quién bebe?

Es ella
el dolor de espalda, la ropa estrecha
la marca de alucinación y de incerteza
Es ella
Quién vela por ti con la añoranza que no existas


Oh Florence cook
Río calmo al que se arrojó una piedra
Anciana empujada de golpe por un viento extraño
Retorcida en la pared
como una araña ciega

Dentro de tu escote
otra mujer galopa


Enciende la luz, mira
mira
Es katie king
se desvanece como la niebla

No va a quedarse

Se ha ido

la nada es probablemente 
la forma definitiva


de El sueño de Sara Singer

viernes, 5 de abril de 2013

la destrucción o el amor



La destrucción o el amor dice Alexaindre…. y me destruyo.
Leer algo que te gusta es guarecerse
y pocas veces entro y me guarezco, pocas veces salir es salvarse,
pocas veces llega la mañana y despierto.
Y esta ventana que sigue siendo una burla, un espejo
Mirarme en él no significa que me reconozca.
El sexo me salva, el sexo es una puerta que da al jardín o a una boca de lobo feroz.
Escucho audios, audios de tu voz con canciones de fondo,
escucho al amor, escucho a su hiena atravesar este cuello de cisne,
desgarrar sus arterias, su suspiro de muchachita encerrada.
Este cigarrillo nació para extinguirse, y este libro para destruirse.
Los suspiros nacen para que algo huya.
Un cigarrillo es un suspiro que se extingue antes de huir?
Las luces encendidas no significan que yo esté en casa - dice alguien
del otro lado del atlántico,
que busque una puerta no significa que haya motivos para salir.
 digo yo….  Ni el agua en la mesa de luz  cubre toda la sed de este cisne,
riega su jardín.
Ni la música de fondo significa que pueda escucharla.
Subo el volume,
I know all there is to know about the crying game

El perro guardián  no protege mis miedos
Las fotos no acompañan.
Ver el final no me obliga a despedirme.

la más tierna dulzura ignora

Pasa de todo cuando el amor ofrece su posibilidad nos hace un nudo arriba y nos cuelga un monte se nos atraviesa se  congela el p...